Just another WordPress site

Tendencias

5 tipos de termómetros  

tipos de termómetros

Los padres pueden usar muchos tipos diferentes de termómetros, incluidos los orales, rectales, de oído, de frente y más, pero ¿Cuál es el mejor? Da clic aquí y conoce más.

La fiebre indica que el cuerpo de tu hijo está tratando de combatir algún tipo de infección. Si tu pequeño está padeciendo esto, puede estar caliente al tacto, enrojecido, sudando, o tener escalofríos.

Debido a que estar envuelto en demasiada ropa o mantas puede provocar síntomas parecidos a los de la fiebre, tomar la temperatura de tu hijo es la mejor y más confiable manera de determinar que está pasando con su cuerpo.

Saber usar un termómetro para medir la temperatura de tu pequeño es importante, las temperaturas se pueden tomar en varios lugares diferentes del cuerpo con varios termómetros; sea cual sea el tipo de termómetro que utilices, asegúrate de leer atentamente las instrucciones.

No olvides que casi todos los termómetros requieren un posicionamiento correcto para obtener la lectura más precisa.

Aunque muchas fiebres siguen su curso sin intervención médica, consulta a tu médico si la temperatura de tu hijo es superior a 38 ºC durante más de 24 horas o si la fiebre es superior a 40 ºC. Para los bebés menores de 3 meses, llama al médico si la fiebre es superior a 37 ºC.

Cuando le informes de fiebre a tu médico, dile siempre en qué parte del cuerpo de tu hijo la tomaste y con qué tipo de termómetro. Así es como se hacen los diferentes comparativos.

Tipos de termómetros

Debido a que es la medición más interna y, por lo tanto, la más precisa, muchos médicos recomiendan tomar una temperatura rectal en bebés y niños de 3 años o menos. Para usarlo, utiliza vaselina en la bombilla del termómetro limpio. Colócalo con cuidado.

También puedes colocar a tu bebé boca arriba, levantando las piernas (de rodillas al pecho) como si estuvieras cambiando un pañal.

A continuación, inserta suavemente el termómetro de 1/2 a 1 pulgada en el recto de tu hijo, sujeta sin problemas el termómetro en su lugar con dos dedos hasta que emita un sonido, asegurándote de que tu bebé no se incomode demasiado.

Termómetro oral

Colocar el termómetro debajo de la lengua en niños cooperativos mayores de 3 años también es preciso, siempre que el niño mantenga la boca cerrada y se abstenga de beber líquidos calientes o fríos de 15 a 20 minutos antes de insertar el termómetro.

La lectura se puede descartar si su hijo no mantiene el termómetro debajo de la lengua hasta que emita un sonido.

termómetros y los tipos

Termómetro de oído

Los termómetros timpánicos también pueden medir la fiebre en solo unos segundos, pero son caros, por ello es por lo que no suelen ser muy comunes en los hogares.

Si no los insertas directamente en el canal auditivo de tu hijo o hay una acumulación de cera para los oídos, también pueden ser inexactos. Para obtener un resultado más preciso, tira ligeramente de la oreja de tu pequeño hacia arriba y hacia atrás antes de insertarla.

Termómetro de axilas

La axila de su hijo proporciona la lectura menos precisa. Sin embargo, usar un termómetro debajo del brazo durante cuatro a cinco minutos sigue siendo bueno en un apuro, especialmente si su hijo no le deja insertar uno en ningún otro lugar.

Muchos médicos recomiendan añadir 1 ºC a la lectura para una mayor precisión, ya que la temperatura debajo del brazo es generalmente más baja que la temperatura en el núcleo del cuerpo. Si la habitación está fría, es posible que obtengas una lectura baja falsa.

Termómetro digital para la frente

Estos son rápidos, bastante precisos y geniales para usar cuando tu bebé es demasiado pequeño para quedarse quieto.

Asegúrate de que el sensor infrarrojo esté cerca de la arteria temporal (entre el borde exterior del ojo y la línea del cabello).

Mira las instrucciones cuidadosamente para asegurarte de obtener una lectura precisa.

Sin la temperatura llegase a ser demasiado alta, te recomendamos darle un poco de paracetamol con la dosis adecuada según su edad, o aspirina junior, que puedes conseguir muy fácilmente en las farmacias que te queden cerca o de tu confianza.

La aspirina junior suele ser de venta libre y con precios bastante accesibles, sin embargo, es importante que sepas suministrar la dosis correcta, al igual que el paracetamol infantil.

No olvides que también es primordial consultar al pediatra antes de recetarle cualquier medicamento, sea de venta libre o bajo receta.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.